Abdominoplastia

Corrección mediante cirugía de las deformidades estéticas mayores del abdomen (lo que coloquialmente se denomina “abdomen descolgado” o “faldón”.

En el origen de este problema pueden coexistir, y a menudo sucede, estos tres factores:

- Una importante diástasis (separación) de los músculos rectos del abdomen , especialmente frecuente en mujeres que tras los embarazos no han realizado los ejercicios de recuperación necesarios o aumentaron mucho de peso durante los mismos.

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica?

Efectivamente. Habitualmente 2 dias.

¿Tipo de anestesia?

Peridural

¿Cuándo puedo incorporarme a mi trabajo?

Entre 2 y 3 semanas

¿Debo llevar faja?

Si, con la nueva técnica sólo10 días aprox..

Esto se soluciona tras realizar una disección de la pared anterior del abdomen mostrando el plano muscular que es suturado mediante una plicatura medial del mismo (se trata de “fruncirlo”).

- Un exceso de panículo adiposo (graso) que provoca la aparición de un “faldón“ infraumbilical el cual también se elimina en la misma intervención.

- Un exceso de piel (muy frecuentemente flácida y con estrías), que acompaña al exceso de grasa y que es eliminado junto con éste.

Todo ello se traduce en una cicatriz baja, con forma de arco, trazada entre los huesos de la cadera, que queda oculta por la ropa interior, y otra alrededor del ombligo, resultante de ser éste cambiado de posición (transposición umbilical).

En cualquiera de los casos muy a menudo es conveniente para conseguir un mejor resultado estético asociar una liposucción de los flancos , en el mismo acto operatorio, antes, o después del mismo, dependiendo de cada caso.

El tipo de anestesia debe ser peridural con sedación. La paciente, a priori no portará drenajes aspirativos durante los días de hospitalización. El tiempo operatorio generalmente ronda los 120 minutos, con una hospitalización de dos días.

Respecto del postoperatorio , se debe llevar una faja de compresión durante una semana. Se impone reposo relativo durante los primeros cinco días, pero no en cama , pues es imprescindible una movilización precoz de la/el paciente para que no se enlentezca la circulación sanguínea. Los hilos de sutura de la cicatriz inferior son retirados a los siete días y los umbilicales a los diez dias

Importante resulta resaltar que, como cualquier cirugía de grandes colgajos, este procedimiento presenta riesgos importantes en pacientes que sean grandes fumadoras , por lo que para que se puedan someter a dicha intervención resulta imprescindible un replanteamiento del tabaquismo durante las semanas previas y posteriores a la misma.