Inicio > Balón Intragastrico

Balón Intragastrico

El Balón intragástrico, es un balón blando de silicona que se coloca endoscópicamente en el estómago, se llena con solución salina y se retira a los seis meses.

El balón intragástrico es un método no quirúrgico sencillo que no requiere tratamiento farmacológico prolongado, concebido para los/las pacientes con sobrepeso y que no quieran someterse a una intervención quirúrgica o que No cumplan los requisitos para esta, proporcionando la ayuda adicional necesaria a los/las pacientes para adaptarse a un estilo de vida mas saludable.

El Balón intragástrico, es un balón blando de silicona que se coloca endoscópicamente en el estómago, se llena con solución salina y se retira a los seis meses. Es una técnica sencilla que tanto la colocación como la retirada se realiza con una pequeña sedación como anestesia y en carácter ambulatorio.

Está concebido para rellenar parcialmente el estómago y producir la sensación de saciedad duradera.

Información Importante

¿Cuánto peso se puede perder?

20kg. Aproximadamente

¿Cuanto tiempo se lleva?

6 meses

¿Cuanto dura el Proceso?

Aproximadamente 45 minutos

¿Requiere anestesia?

Una pequeña sedación

¿ Debo ingresar en CLINICA?

No, es un tratamiento ambulatorio

Al experimentar esta sensación de saciedad mas rápidamente después de una pequeña comida, los /las pacientes tienen menos dificultades en cambiar sus hábitos alimentarios y se muestran mas dispuestos a adoptar un estilo de vida nuevo y mas saludable durante los seis meses que el balón se encuentra colocado.

Este tratamiento está indicado para pacientes con sobrepeso o moderadamente obesos, ( no obesidad mórbida), con un índice de masa corporal de 27 o más y que no hayan conseguido perder peso o no hayan logrado mantener la pérdida de peso alcanzada solo con un tratamiento dietético. Existen estudios que demuestran que los pacientes que se han sometido al procedimiento del balón intragástrico presentan mas posibilidades de mantener la pérdida de peso durante mas tiempo que los pacientes que solo siguen una dieta.

Dependiendo de cada paciente el peso a perder durante los seis meses es una media aproximada de 20 kg.

Las complicaciones de poca importancia son esofagitis por reflujo y éstasis gástrica sintomática transitoria.

Las contraindicaciones son: Pacientes sometidos previamente a alguna intervención quirúrgica gastrointestinal. Pacientes que han tenido trastornos psiquiátricos, que no colaboran, alcohólicos y toxicómanos.

Pacientes con patologías como hernia de hiato grande, y con enfermedades inflamatorias del tubo gastrointestinal.