Plataforma Láser Médico, luz pulsada

Fotodepilación médica (luz pulsada intensa)

Procedimiento encaminado a eliminar el vello corporal no deseado de manera rápida y duradera. Se realiza mediante un aparato no invasivo que utiliza luz pulsada.

Método
Consiste en la aplicación de ese tipo de energía lumínica en la superficie cutánea específicamente sobre las zonas que se quieren depilar. Esta luz pulsada atraviesa la superficie cutánea sin dañarla, para destruir selectivamente, a nivel del bulbo piloso, las células que dan origen al pelo, donde existe gran cantidad de melanina que la absorbe selectivamente y transforma su energía en

calor; se alcanzan, puntualmente y en tiempos muy cortos, temperaturas en torno a los 70-80°, responsables de la destrucción celular.

Tratamiento
La forma de realizar el tratamiento varía según los diferentes equipos existentes en el mercado. La fuente de luz se aplica directamente sobre la piel, en algunos casos mediante la interposición de un gel de contacto.

No debe existir ningún tipo de lesión de la superficie cutánea. No precisa vendaje y la/el paciente se reincorpora inmediatamente a sus actividades sociolaborales.

Habitualmente son necesarias varias sesiones de tratamiento en cada zona corporal, espaciadas de varias semanas.

Duración del tratamiento
La duración de cada sesión de tratamiento depende de la extensión de la zona a tratar y de las características técnicas del equipo utilizado.

Inconvenientes
Las molestias del tratamiento son soportables y de corta duración. Es frecuente el edema y enrojecimiento, que son sucesos temporales. Es poco frecuente la aparición de costras o ampollas superficiales, que determinarían reacciones de hipo o hiperpigmentación que suelen ser transitorias. Es fundamental evitar la exposición al sol.

Existen muchos condicionantes que determinan variabilidad en los resultados, fundamentalmente el grosor del pelo en cada región corporal, su color y el de la piel circundante, y su fase de crecimiento en el momento del tratamiento. Por lo explicado anteriormente en razón de la absorción de la energía, los mejores resultados se obtienen en el caso de un pelo muy oscuro en una piel muy clara; para pelos muy claros y/o pieles muy oscuras el láser de Neodimio:YAG resulta una alternativa aceptable.

Finalmente, se sabe que el láser actúa muy bien en la fase anagen del desarrollo piloso, mientras que los bulbos situados en fase telogen o catagen serán muy poco afectados por la radiación; ésta es la principal justificación de la necesidad de varias sesiones.

Comentario
La fotodepilación es un sistema de depilación rápido, seguro, cómodo y duradero.


Lesiones vasculares benignas (teleangiectasias, puntos rubí; láser Nd :YAG; IPL) :

En la cara pueden aparecer lesiones rojas secundarias y dilataciones vasculares que pueden ser únicas en forma de araña (spider), múltiples (couperosis) o incluso malformaciones congénitas de tamaño variable (angiomas). El láser de Nd-YAG de pulso largo y la luz pulsada intensa permiten tratar estas entidades en todo tipo de pieles y trabajar a diferentes profundidades.

Couperosis
Se trata de las dilataciones de los pequeños capilares de la piel llamadas telangectasias. A veces tienen forma de araña y se llaman “spiders” pudiendo aparecer de forma aislada o agrupadas en cara o escote, formando entonces lo que se denomina “couperosis”. La couperosis aparece en personas genéticamentepredispuestas que enrojecen con los cambios de temperatura, emociones o alcohol y algunos alimentos. Estos rubores repetidos acaban por lesionar los capilares dilatándolos y haciéndolos visibles. El embarazo y las hormonas femeninas también favorecen que aparezcan spiders o couperosis que en estos casos pueden ser reversibles. Cuando la couperosis se asocia a granitos parecidos a los del acné se denominan rosácea y requieren además tratamiento médico asociado.

Angiomas
Los angiomas son acumulaciones de capilares inmaduros que suelen aparecer en el nacimiento o poco después. Pueden alcanzar varios centímetros e incluso abarcar toda una extremidad. Los hemangiomas son verdaderos tumores benignos y pueden ser de coloración rojiza ( hemangioma capilar ), o más violáceos si se localizan a mayor profundidad ( hemangiomas cavernosos ). Los primeros suelen desparecer en la primera década de la vida pero los segundos no y el paciente consulta por una tumoración violácea.

Puntos rubí
Existen unas lesiones muy frecuentes en las personas adultas que aparecen progresivamente a veces en gran número y se denominan puntos rubí o angiomas seniles . Son pequeñas malformaciones capilares que miden milímetros y se suelen localizar en el tronco. Cada vez más estas pequeñas lesiones son motivo de demanda de tratamiento ya que los pacientes las asocian a envejecimiento.

Tratamiento
La tecnología láser es la mejor opción para eliminar de manera eficaz todas estas lesiones, pero es necesario que el láser caliente específicamente la hemoglobina que constituye el pigmento rojo de la sangre. Cuando aumenta la temperatura, la pared capilar se inflama y se cierra el vaso reabsorbiéndose después.

El láser de Nd-YAG proporciona una mayor penetración, lo que le hace más indicado en lesiones profundas como hemangiomas capilares, cavernosos, telangectasias profundas que son más azules..., en las que otros sistemas pueden resultar insuficientes.

Por otro lado, la tecnología IPL (Luz pulsada intensa) permite modificar el haz de luz para alcanzar la profundidad deseada y adecuarse a los diferentes tipos de piel. Tiene la ventaja, además, de que puede eliminar lesiones pigmentadas (manchas) en el mismo paciente en la misma.

Estos tratamientos se realizan sin necesidad de anestesia o como mucho aplicando frío previamente a la sesión y son generalmente muy bien tolerados.

Los spider, hemangiomas en labio y puntos rubíes se eliminan en una única sesión. La couperosis se suele fraccionar en 2 ó 3 sesiones mientras que los angiomas pueden requerir de 4 a 8 sesiones dependiendo de su espesor y de la edad del paciente.

Inconvenientes
Posteriormente, la piel de la zona tratada puede inflamarse, tener alguna moradura transitoria (púrpura) pero la aparición de costras es muy rara. Se recomienda aplicar una crema con antibiótico y antinflamatorio unos días y no se prohíbe el uso del maquillaje. Por supuesto, al igual que en cualquier otro tratamiento láser es importante que la/el paciente no esté morena/o y que no se exponga al sol en las semanas posteriores.


Lesiones cutáneas benignas (léntigos solares, nevus, etc. ; láser CO2; IPL)

El tratamiento de cualquier mancha en la piel exige previamente que se descarte previamente una patología tumoral maligna.

Los léntigos solares, las pecas o efélides, las manchas en café con leche, los nevus, etc. se eliminan muy fácilmente sin precisar ninguna anestesia ni cuidados especiales mediante el empleo del láser CO 2 o de la luz pulsada intensa IPL debido a su alta afinidad por las lesiones que contienen melanina. Lo más normal es que éste tipo de lesiones se eliminen con una sola sesión.

Tanto el láser CO2 como la luz pulsada intensa IPL, en lo referente a las características e inconvenientes de dichos tratamientos, comparten los mismos que cuando se emplean en el tratamiento de patologías de otra estirpe.

Resurfacing facial (láser CO2) :

Indicaciones
Resurfacing es una palabra inglesa que significa “recambio de una superficie”, y en Medicina Estética se aplica a todos los procedimientos terapéuticos cuyo objetivo es la renovación, con mayor o menor intensidad, de la superficie cutánea. Y ello con la finalidad fundamental de eliminar inestetismos (arrugas, manchas, cicatrices, etc.); la reparación cutánea secundaria que se produce entraña, además, una mejora global del aspecto y el tono de la piel, que, en el caso de la cara, puede llegar a determinar un cierto efecto tensor.

Método
Consiste en la utilización del láser CO2 directamente sobre la superficie cutánea de la zona a tratar. A nivel celular dicha energía se transforma en calor intenso, responsable último del efecto terapéutico: destrucción-eliminación y estimulación-reparación.

Existen diferentes tipos de láser (CO2 , Neodimio-YAG, Erbio-YAG, etc.) que pueden utilizarse para este procedimiento terapéutico. Algunos, por sus propias características técnicas o por el modo de su empleo, permiten tratamientos superficiales (color y aspecto cutáneo), sin apenas lesión aparente de la piel. Pueden utilizarse directamente o con simple anestesia tópica (crema anestésica).

Otros permiten tratamientos más profundos (arrugas, manchas, cicatrices, atonía); en este caso, será necesaria una anestesia local, con o sin sedación, o una anestesia general, si la zona a tratar es muy extensa. Aquí la eficacia terapéutica pasa por la eliminación de varios estratos cutáneos, resultando una lesión aparente de la piel, con un necesario proceso curativo y reparador que puede durar varios días, semanas, o incluso meses. Es éste el caso del rejuvenecimiento facial que produce el láser CO2 , que SÍ ES ABLATIVO.

Duración del tratamiento
Depende del o de los inestetismos que se estén tratando, y también de la tecnología (equipo y/o modo de empleo) que se esté utilizando, pero difícilmente superará los 60 minutos.

Inconvenientes
En tratamientos muy superficiales, el postoperatorio es totalmente compatible con la reincorporación inmediata a las actividades sociolaborales. Apenas la aplicación de algún tratamiento dermocosmético específico y protección solar.

En tratamientos medios y profundos, la necesaria agresión cutánea resultará muy aparente, y el postoperatorio puede comportar la utilización de máscaras o cremas visibles, durante algunos días; el total restablecimiento de la piel puede requerir, en estos casos, algunas semanas durante las cuales podrá utilizarse un maquillaje de cobertura.

Comentario
El láser-resurfacing representa, en la actualidad, uno de los principales tratamientos del envejecimiento cutáneo facial; el hecho de ser un procedimiento sustentado por una tecnología de vanguardia en constante desarrollo, un método no quirúrgico, una terapia global y con unos resultados muy significativos, lo convierten en obligada referencia cuando se establecen las posibles alternativas terapéuticas de aquél.

Un determinado tratamiento puede requerir de una o varias sesiones. En muchas ocasiones, resulta el adecuado y necesario complemento de técnicas quirúrgicas o de implantes de relleno.

En todos los casos puede asociarse a un personalizado tratamiento dermocosmético, para preparar la piel, para prevenir posibles complicaciones y, fundamentalmente, para obtener resultados más duraderos.