Medicina Antiaging

El deterioro físico y mental asociado al paso de los años (o sea, el envejecimiento) es un proceso inevitable. Sin embargo sí es posible controlar los fenómenos acompañantes al establecer pautas de comportamiento nuevas y tratamientos adecuados que nos permitan envejecer mejor.

El objetivo de los tratamientos Antiaging es retardar estos síntomas, prolongando la etapa adulta en plenas facultades y alargando al máximo la esperanza de vida. Para ello se evalúan los procesos clave del envejecimiento y se aplican las técnicas precisas para intentar prevenir posibles enfermedades y regenerar el organismo.
La Medicina Antiaging se fundamenta en un estudio personalizado de cada paciente, con una adecuada exploración clínica–psicológica, neurológica, endocrina, metabólica y nutricional- apoyada por una exploración analítica fiable que investigue desequilibrios bioquímicos, incluidos datos del estado de oxido-reducción (marcadores de la oxidación, proteínas fijadoras, neutralizantes de los radicales libres y metales), y otros marcadores e indicadores de riesgos.

En ello resulta clave la determinación científica de la edad biológica mediante la valoración de distintas funciones fisiológicas:

• Estudio de factores de envejecimiento por aparatos y funciones :
• Historia clínica detallada y exploración completa
• Exploraciones médicas para evaluar el estado general y descartar patologías.
• Test para estudio y valoración cognitiva. Estudio y valoración del nivel de ansiedad, stress y memoria.
• Marcadores biológicos especializados: cardiopulmonar, otológico, cutáneo,...
• Valoración físico-fisiológica.
• Estudio y valoración nutricional (agenda dietética, test de intolerancia alimentaria, análisis de la composición corporal, ...)
• Estudio y valoración del envejecimiento cutáneo.

• Determinaciones analíticas. Pruebas complementarias :
• Estudio analítico de sangre y orina examinando el nivel de oxidación (radicales libres), estudio de precursores hormonales, hormonas e inmunidad, riesgo aterosclerótico, riesgo osteoporótico,...
• Determinación de marcadores tumorales: CEA y antígeno prostático específico (en varones, para descartar cáncer de próstata)
• Estudios genéticos si se consideran necesarios.
• Pruebas complementarias de capacidad respiratoria (espirometría) , cardiaca (prueba de esfuerzo) , sensorial (visual, táctil, auditiva).
• Densitometría ósea.

• Estrategia de acción :
Reeducación alimentaria.
Suplementación con antioxidantes, vitaminas, oligoelementos...
Tratamiento hormonal.
Entrenamiento antiaging: programa de entrenamiento físico personalizado.
Tratamiento neuro-sensorial: programas de estimulación cognitiva para reforzar la memoria, terapia psicológica
Terapia antiestrés.
Cirugía plástica y medicina estética.

Interconsultas con distintos especialistas:
Análisis Clínicos,
Anatomía Patológica,
Cardiología,
Cirugía Plástica,
Cirugía Vascular,
Dermatología Endocrinología,
Fisioterapia Ginecología,
Medicina Interna,
Oftalmología,
Otorrinolaringología,
Psicología,
Radiodiagnóstico,
Urología,
Controles de reevaluación.