Abdominoplastia – Cirugía Estética – Reparadora – Microcirugía – Cirugía Plástica

 

Inicio > Abdominoplastia

Abdominoplastia

Abdominoplastia es la corrección mediante cirugía de las deformidades estéticas mayores del abdomen (lo que coloquialmente se denomina “abdomen descolgado” o “faldón”.

En el origen de este problema pueden coexistir, y a menudo sucede, estos tres factores:

– Una importante diástasis (separación) de los músculos rectos del abdomen, especialmente frecuente en mujeres que tras los embarazos no han realizado los ejercicios de recuperación necesarios o aumentaron mucho de peso durante los mismos.

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica?

Efectivamente. Habitualmente 2 dias.

¿Tipo de anestesia?

Peridural

¿Cuándo puedo incorporarme a mi trabajo?

Entre 2 y 3 semanas

¿Debo llevar faja?

Si, con la nueva técnica sólo10 días aprox..

Esto se soluciona tras realizar una disección de la pared anterior del abdomen mostrando el plano muscular que es suturado mediante una plicatura medial del mismo (se trata de “fruncirlo”).

– Un exceso de panículo adiposo (graso) que provoca la aparición de un “faldón“ infraumbilical el cual también se elimina en la misma intervención.

– Un exceso de piel (muy frecuentemente flácida y con estrías), que acompaña al exceso de grasa y que es eliminado junto con éste.

Todo ello se traduce en una cicatriz baja, con forma de arco, trazada entre los huesos de la cadera, que queda oculta por la ropa interior, y otra alrededor del ombligo, resultante de ser éste cambiado de posición (transposición umbilical).

En cualquiera de los casos muy a menudo es conveniente para conseguir un mejor resultado estético asociar una liposucción de los flancos , en el mismo acto operatorio, antes, o después del mismo, dependiendo de cada caso.

Una abdominoplastia es adecuada para hombres y mujeres que gozan de buena salud.

Las mujeres que han tenido varios embarazos pueden encontrar el procedimiento útil para tensar sus músculos abdominales y reducir la piel.

Una cirugía estética de abdomen también es una opción para hombres o mujeres que una vez fueron obesos y aún tienen exceso de depósitos de grasa o piel suelta alrededor del abdomen.

Si eres una mujer que planea quedar embarazada, entonces es posible que desees posponer la abdominoplastia hasta que termine de tener hijos. Durante la cirugía, tus músculos verticales se tensan y los embarazos futuros pueden separar esos músculos.

Si planeas perder mucho peso, una abdominoplastia tampoco es para ti. Una cirugía estética de abdomen debería ser el último recurso después de haber probado todo lo demás. No debe usarse como una alternativa a la pérdida de peso.

También debes considerar la aparición de cicatrices después de una abdominoplastia. Puedes hablar sobre la colocación de la cicatriz y la longitud con el médico antes de la cirugía.

Una abdominoplastia no es un sustituto de la pérdida de peso o un programa de ejercicio apropiado.

Aunque los resultados de una abdominoplastia son técnicamente permanentes, el resultado positivo puede verse enormemente disminuido por las fluctuaciones significativas en su peso. Por esta razón, las personas que planean una pérdida de peso sustancial o las mujeres que pueden estar considerando embarazos futuros se les aconsejará que pospongan la abdominoplastia.

Una abdominoplastia no puede corregir las estrías, aunque se pueden eliminar o mejorar algo si se encuentran en las áreas de exceso de piel que se extirparán.

Es importante resaltar que, como cualquier cirugía de grandes colgajos, este procedimiento presenta riesgos importantes en pacientes que sean grandes fumadoras , por lo que para que se puedan someter a dicha intervención resulta imprescindible un replanteamiento del tabaquismo durante las semanas previas y posteriores a la misma.

Si fumas, tu médico te pedirá que dejes de fumar por lo menos dos semanas antes de la cirugía hasta dos semanas después de la cirugía. No es suficiente simplemente reducir el tabaquismo. Debes dejar de fumar por completo ya que fumar hace que las complicaciones sean más probables y disminuye la curación.

No intentes una dieta drástica antes de la cirugía. Come comidas completas y bien balanceadas. Una dieta saludable puede ayudarte a sanar mejor.

Dile a tu médico sobre todo lo que tomas, incluso medicamentos recetados, hierbas medicinales y otros suplementos. Tu cirujano puede indicarte que dejes de tomar ciertos medicamentos por un tiempo antes y después de la cirugía.

 

El tipo de anestesia debe ser peridural con sedación. La paciente, a priori no portará drenajes aspirativos durante los días de hospitalización. El tiempo operatorio generalmente ronda los 120 minutos, con una hospitalización de dos días.

 

Respecto del postoperatorio , se debe llevar una faja de compresión durante una semana. Se impone reposo relativo durante los primeros cinco días, pero no en cama , pues es imprescindible una movilización precoz de la/el paciente para que no se haga mas lenta la circulación sanguínea. Los hilos de sutura de la cicatriz inferior son retirados a los siete días y los umbilicales a los diez días.

 

Tendrás dolor e hinchazón en los días posteriores a la cirugía. Tu médico te recetará analgésicos y te indicará cómo manejar mejor el dolor. Es posible que sientas dolor durante varias semanas o meses.

También puedes experimentar entumecimiento, hematomas y cansancio durante ese tiempo.

Al igual que con cualquier cirugía, existen riesgos. Aunque son raros, las complicaciones pueden incluir infección, sangrado debajo del colgajo de piel o coágulos de sangre. Es más probable que tengas complicaciones si tienes mala circulación, diabetes o enfermedades cardíacas, pulmonares o hepáticas.

Ya sea que estés realizando una abdominoplastia parcial o completa, el área que se operará estará cosida y vendada.
Es muy importante seguir todas las instrucciones de tu cirujano sobre cómo cuidar el vendaje en los días posteriores a la cirugía. El vendaje utilizado será una banda firme y elástica que promueva la curación adecuada. Tu cirujano también te indicará cómo posicionarte mejor mientras estás sentado o acostado para ayudar a aliviar el dolor.

Deberás limitar severamente la actividad extenuante durante al menos seis semanas. Es posible que debas tomar hasta un mes sin trabajar después de la cirugía para garantizar una recuperación adecuada. Tu médico te aconsejará sobre lo que debes hacer o no hacer.

El Doctor Gabriel Sesma Ustáriz cuenta con más de 20 años de trayectoria como cirujano estético. Especializado en Microcirugía y Cirugía Estética reparadora basa su filosofía de trabajo en concebir a los pacientes como personas y no casos clínicos. Es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética y, junto con su alto equipo de profesionales, atiende a sus pacientes con el máximo rigor profesional en sus consultas de Barcelona, Zaragoza y Tarragona.