Inicio > Aumento Mamario (Prótesis)

Aumento Mamario

Es una intervención encaminada a aumentar el volumen de los senos hipotróficos (de pequeño volumen) gracias al implante de prótesis mamarias. Dichas prótesis pueden ser de gel de silicona o de suero fisiológico.

Es una intervención encaminada a aumentar el volumen de los senos hipotróficos (pequeño volumen) así como distróficos, gracias al implante de prótesis mamarias. Dichas prótesis pueden ser de gel de silicona o de suero fisiológico (implantadas mediante cirugía clásica o por vía laparoscópica). Las prótesis son también una gran ayuda en el arsenal quirúrgico reconstructivo frente a malformaciones congénitas y adquiridas de las glándulas mamarias.La posibilidad de realizar pequeños aumentos del volumen de las glándulas mamarias usando el tejido adiposo (autotransplante siguiendo el sistema Coleman), es una realidad, aunque encaminado a pequeñas reconstrucciones y complementario en ciertos aumentos de volumen, siempre que se realice en el plano estrictamente subcutáneo.

Las prótesis utilizadas con mayor frecuencia por ser las que proporcionan un aspecto más semejante al de la glándula mamaria normal, por estar sus efectos secundarios más estudiados y por no presentar el inconveniente de la exudación de substancia, son las prótesis de gel de silicona altamente cohesivo y de envoltura microtexturada (rugosa) heptalaminar (de siete estratos que constituyen la envoltura), tanto anatómicas (en forma de gota de agua) , como redondas de diferentes perfiles y siempre en función de cada caso.

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica?

Efectivamente. Habitualmente 1 dia.

¿Tipo de anestesia?

General

¿Qué prótesis utiliza?

Microtexturadas y con relleno de gel de silicona de alta cohesividad.

¿Se puede amamantar con prótesis?

Por supuesto.

¿Puedo hacerme una idea del volumen que me va a quedar?

Si, tenemos un kit de prueba que lo puede probar antes de la intervención.

¿Cuándo puedo incorporarme a mi trabajo?

Si no realiza fuerza con los brazos al 4º día aprox.

La vía de implantación de las prótesis se decide en función de la morfología de los senos mamarios, la caja torácica y la altura de la paciente. Éstas vías pueden ser tres:Axilar:
Realizando una incisión en la axila desde donde se alojan en el espacio retromuscular. Es posible implantarlas en el espacio retrofascial con disección laparoscópica.Periareolar inferior:
Incisión que contornea la parte inferior del complejo areolo-pezón (CAP) para colocarlas, según los casos, en el espacio retroglandular (detrás de la glándula), en el espacio retromuscular (detrás del músculo), o en el espacio retrofascial (debajo de la fascia o membrana que envuelve al músculo pectoral mayor).Esta última localización es siempre la de primera elección si no está contraindicada. Esta vía de colocación es la que se elige de preferencia siempre que se colocan prótesis anatómicas (en forma de gota de agua).Submamaria:
Incisión situada en el pliegue submamario para colocar las prótesis, según los casos, en el espacio retroglandular (detrás de la glándula) o en el espacio retromuscular (detrás del músculo pectoral).

Dicha vía de colocación se halla en desuso y debe evitarse siempre que sea posible porque es la que condiciona unas cicatrices lineales “en medio de la nada”

Tipo de anestesia:
“anestesia general de corta duración” y siempre que sea posible con máscara laríngea y no intubación endotraqueal, puesto que el tiempo de intervención oscila entre 45 y 60 minutos. Dicha anestesia condiciona que la paciente permanezca hospitalizada en clínica durante 24 horas.

El post-operatorio es común para todas ellas. Cuando se retira el vendaje compresivo post-quirúrgico se sustituye por un sujetador tipo deportivo que debe usarse durante 2 semanas. La actividad habitual se restablece a las 72 horas si bien la realización de ejercicios violentos o esfuerzos físicos con los brazos se pospondrá unos días más. Debe realizarse un tratamiento con ultrasonidos durante las semanas siguientes que favorece y acelera la recuperación y minimiza el riesgo de fibrosis capsular periprotésica.
Preguntas frecuentes sobre el aumento mamario:

Antes de llevar a cabo una cirugía de aumento mamario en tu cuerpo, hay algunas preguntas que deberías hacerte para asegurarte de que te encuentras cómoda con el procedimiento, estas incluyen:

  • ¿Cuánto me molesta mi situación actual?
  • ¿Por qué quiero este procedimiento?
  • ¿Cuán emocionada estoy por seguir con esto?
  • ¿Puedo manejar el tiempo libre del trabajo y el ejercicio?
  • ¿Cuán dispuesta estoy a exponerme a ciertos riesgos?

De igual manera es bastante probable que si te estás planteando un aumento mamario, te estés haciendo algunas preguntas que responderemos en los siguientes párrafos:

  • Veinticinco por ciento de las mujeres necesitarán otro aumento mamario después de 10 años porque los implantes no duran para siempre. El implante podría comenzar a filtrarse con el tiempo o podría desarrollarse una “cicatriz” alrededor de él, deformando la forma y causando la necesidad de nuevos implantes. La pérdida de peso, el embarazo y el cambio de preferencia son otros factores que podrían llevar al paciente a someterse a otra cirugía de aumento mamario después de algunos años.
  • Generalmente, los pacientes solo tendrán que tomar de cinco a siete días sin trabajo para un aumento mamario y aproximadamente lo mismo para una reducción. No se sentirá al 100% después de esa semana, pero estará lo suficientemente bien como para volver a la oficina si su trabajo no requiere trabajo manual. Sin embargo, si el implante se coloca detrás del músculo en lugar de arriba (muchas mujeres optan por hacer esto para obtener un aspecto más realista y menos posibilidad de que se forme una cicatriz alrededor del implante), la recuperación será un poco más difícil y es posible que más.
  • Aunque los senos de silicona se sienten similares a los pechos reales, todavía son artificiales y no se sienten como el tejido mamario natural. Es más probable que notes que hay un implante en una mujer que comenzó con poco tejido mamario que una mujer que tenía más tejido mamario para empezar. Los implantes más pequeños y los que se colocan debajo del músculo son más difíciles de detectar.
  • La pérdida de sensibilidad en los pezones puede ocurrir siempre que haya un aumento mamario. Esto depende de una serie de factores, que incluyen la forma del seno y el tipo de cirugía. Incluso si pierdes sensibilidad en tus pezones, aún responderán al frío y a la estimulación (es decir, aún podrán endurecerse aunque no puedas sentirlo).
  • Puedes obtener una reducción de areola. Esto también se llama una mastopexia. A menudo, las mujeres que obtienen una reducción también tendrán una reducción de areola por lo que la areola es proporcional al nuevo tamaño del seno. El área alrededor del pezón es muy indulgente cuando se trata de cicatrices.
  • No puedes acudir a una consulta y decir que deseas algún tipo de implante a través de una ubicación de incisión. Tú y tu cirujano decidirán juntos qué elección de incisión es mejor para ti. Tu médico tendrá en cuenta el tamaño y la forma de tu seno, el tejido mamario y otros factores antes de recomendar qué opciones son mejores para ti y tu cuerpo.
  • El aumento mamario podrá afectar tu postura postura al igual que el peso de los senos naturales. La diferencia de peso entre volúmenes iguales de solución salina, silicona y tejido mamario es casi nula, por lo que una copa C natural y una copa C aumentada son muy similares en peso. Si eliges un tamaño de implante proporcional a tu marco, verás poco efecto en tu postura. Sin embargo, si eliges implantes grandes, sentirás los efectos.

Tus senos no necesitan ser del tamaño mínimo para una reducción. Todo esto se basa en las preferencias personales. Piensa en el tamaño del seno en términos de una escala de pequeña a grande. Según el tamaño de los senos antes del aumento mamario y el tamaño del seno deseado después, hay una serie de opciones de incisión para una reducción para una gran variedad de resultados. Incluso puedes optar por obtener una reducción y un implante para reemplazar parte del volumen que has perdido con el tiempo.

 

El Doctor Gabriel Sesma Ustáriz cuenta con más de 20 años de trayectoria como cirujano estético. Especializado en Microcirugía y Cirugía Estética reparadora basa su filosofía de trabajo en concebir a los pacientes como personas y no casos clínicos. Es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética y, junto con su alto equipo de profesionales, atiende a sus pacientes con el máximo rigor profesional en sus consultas de Barcelona, Zaragoza y Tarragona.