Liposucción – Lipoescultura – Cirugía Estética – Reparadora – Microcirugía – Cirugía Plástica

Inicio > Liposucción – Lipoescultura

Liposucción – Lipoescultura

La Liposucción – Lipoescultura Representa la solución quirúrgica a los acúmulos de tejido adiposo localizados en la silueta corporal propios de la lipodistrofia.
Las regiones corporales susceptibles de este tratamiento son la región submandibular (papada), los brazos, la falsa ginecomastia, el abdomen (si no existe separación muscular ni exceso cutáneo), las caderas, los flancos abdominales, la espalda, la región pertrocantérea (“cartucheras”), la cara interna y anterior de los muslos, la cara interna de las rodillas, los gemelos y los tobillos.

Información Importante

¿Se debe ingresar en una Clínica?

Habitualmente 1 dia.

¿Tipo de anestesia?

Peridural, general o local y sedación

¿Cuándo puedo incorporarme a mi trabajo?

A partir del 4º día

¿Debo llevar faja?

Si, aproximadamente 1 mes

La liposucción se usa principalmente para mejorar la apariencia, en lugar de proporcionar beneficios de salud física. La mayoría de las personas probablemente obtendría los mismos o mejores resultados adoptando un estilo de vida saludable, con una dieta balanceada, ejercicio regular y un horario de sueño saludable.

La liposucción normalmente se recomienda solo si los cambios en el estilo de vida no han logrado los resultados deseados. Puede tratar áreas de grasa que son resistentes al ejercicio y la dieta.

Cuando una persona aumenta de peso, cada célula adiposa aumenta de tamaño y volumen. La liposucción reduce la cantidad de células grasas en áreas aisladas.

Las personas deben discutir los pros y los contras de la liposucción con su médico antes de decidir si proceder. La liposucción solo debe realizarse después de una cuidadosa consideración.

Los resultados de la liposucción no serán claros hasta que la inflamación disminuya. En algunos casos, esto puede tomar varios meses. La mayoría de la hinchazón se asienta después de aproximadamente 4 semanas, y el área donde se eliminó la grasa debe parecer menos voluminosa.

Las personas que mantienen su peso generalmente pueden esperar resultados permanentes. Aquellos que ganan peso después del procedimiento pueden encontrar que su distribución de grasa se altera. Aquellos que anteriormente tenían acumulación de grasa en la cadera podrían encontrar que sus glúteos se convierten en la nueva área problemática.

Con la liposucción tradicional, un cirujano plástico resalta o describe las áreas donde vive el exceso de grasa y elimina la grasa durante la cirugía a través de un pequeño tubo llamado cánula. Durante los primeros procedimientos de liposucción, la grasa a menudo se eliminó en grandes cantidades, pero con muy poca consideración por la forma de los músculos y huesos debajo de la grasa. Como resultado, las deformidades en el contorno o pequeñas irregularidades en la superficie no eran infrecuentes después de un procedimiento de liposucción.

Piensa en la diferencia entre la liposucción y la lipoescultura de esta manera. Digamos que hay una pared blanca. Si el muro debe pintarse de azul, cualquier pintor podría hacer el trabajo. Si la pared va a tener un hermoso mural pintado sobre ella, se necesitará un artista hábil e inventivo. La misma idea se aplica cuando se trata del lienzo que es el cuerpo humano, y lo que diferencia a la liposucción de la lipoescultura.

La lipoescultura es una planificación más completa de cómo quieres que se vea esa parte del cuerpo, junto con las áreas adyacentes relacionadas, y teniendo en cuenta la anatomía subyacente: los músculos y los huesos y la estructura del cuerpo. Esto requiere un conocimiento íntimo de cuál es anatómicamente la apariencia ideal. Luego, cuando eliminas el exceso de grasa en diferentes cantidades, esencialmente estás descubriendo la anatomía subyacente.

La lipoaspiración tradicional consiste en extraer el máximo volumen excedente de grasa posible de esas regiones a través de unas pequeñas incisiones por las que se introduce una cánula conectada a un sistema de aspiración, previa administración de la técnica anestésica más conveniente para cada caso.

 

En algunos casos, si la flacidez de la piel es importante, puede requerirse la realización de una lipoaspiración ultrasónica ( la lipoaspiración ultrasónica se hace con una cánula especial que emite energía ultrasónica. A medida que pasa por las áreas tratadas, el ultrasonido provoca la explosión de las células adiposas, licuando la grasa, que se retira con la técnica tradicional. Esta técnica mejora la facilidad de aspiración en las zonas fibrosas como la espalda superior o la falsa ginecomastia o pecho con aspecto femenino en el hombre).

 

Los siguientes riesgos, efectos secundarios desagradables o complicaciones son posibles:

  • – Moretones severos: esto puede durar varias semanas.
  • – Inflamación: la hinchazón puede tardar hasta 6 meses en estabilizarse, y es posible que el líquido continúe saliendo de las incisiones.
  • – Tromboflebitis: se forma un coágulo sanguíneo en una vena que causa inflamación y complicaciones adicionales.
  • – Irregularidades en el contorno: si la elasticidad de la piel es deficiente, si la herida se cura de manera inusual o si la eliminación de la grasa ha sido irregular, la piel puede aparecer seca, ondulada o irregular.
  • – Entumecimiento: el área afectada puede sentirse entumecida por un tiempo, pero esto generalmente es temporal.
  • – Infecciones: Raramente, una infección de la piel puede ocurrir después de la cirugía de liposucción. Algunas veces, esto necesita ser tratado quirúrgicamente, con el riesgo de dejar cicatrices.
  • – Picaduras internas de órganos: esto es muy raro.
  • – Muerte: la anestesia implica un pequeño riesgo de muerte.
  • – Problemas renales o cardíacos: a medida que los fluidos se inyectan o succionan, el cambio en los niveles de líquidos del cuerpo puede causar problemas en los riñones o el corazón.
  • – Embolia pulmonar: la grasa entra a los vasos sanguíneos y viaja a los pulmones, bloqueando la circulación en los pulmones. Esto puede poner en peligro la vida.
  • – Edema pulmonar: a veces, cuando se inyecta líquido en el cuerpo, se acumula en los pulmones.
  • – Reacción alérgica: el paciente puede ser alérgico a medicamentos o materiales utilizados durante la cirugía.
  • Quemaduras en la piel: el movimiento de la cánula puede causar quemaduras por fricción en la piel o los nervios.

 

El tiempo de intervención varía en función del volumen a extraer y de las áreas a tratar y puede ir desde los treinta minutos hasta las dos horas. Igualmente el tipo de anestesia varía desde la anestesia local (para pequeños volúmenes), a la anestesia local más sedación endovenosa o a la anestesia peridural (para volúmenes más importantes o para trabajar sobre múltiples zonas en una misma intervención).

Esto determina que la hospitalización pueda o no ser necesaria (generalmente es suficiente con 24 horas). Respecto al postoperatorio, los puntos de sutura son retirados a los siete días. En principio, pero dependiendo de la idiosincrasia de cada paciente, la inflamación y equímosis empiezan a desaparecer a partir del séptimo día. Se precisa faja y/o medias de compresión durante tres semanas (día y noche). Suele ser aconsejable realizar en el postoperatorio tratamientos que ayuden a disminuir el edema y “tonificar la piel”: Presoterapia y LPG.

El Doctor Gabriel Sesma Ustáriz cuenta con más de 20 años de trayectoria como cirujano estético. Especializado en Microcirugía y Cirugía Estética reparadora basa su filosofía de trabajo en concebir a los pacientes como personas y no casos clínicos. Es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética y, junto con su alto equipo de profesionales, atiende a sus pacientes con el máximo rigor profesional en sus consultas de Barcelona, Zaragoza y Tarragona.