Remodelación de glúteos mediante Lipoestructura – Cirugía Estética

 

Inicio > Remodelación de Glúteos

Remodelación de glúteos mediante Lipoestructura

El objetivo de esta cirugía de glúteos no es tanto la disminución de su volumen como la remodelación de la forma (cuando son excesivamente planos, cuando están caídos, en casos de asimetrías…).

En general, la succión se realiza en la parte inferior de la espalda por encima de las nalgas, la parte posterior del muslo justo debajo del pliegue de las nalgas, o en la cadera en el lado de la nalga. El objetivo es crear una curva redondeada natural en la nalga que recuerde la apariencia del cuerpo atlético delgado y bien proporcionado.

La tendencia a acumular depósitos de grasa en las nalgas puede ser hereditaria, y estos depósitos a menudo son resistentes a la dieta y el ejercicio. Cuando hay exceso de grasa en áreas localizadas, las proporciones generales del cuerpo pueden estar desequilibradas y la ropa no se ajusta bien. Cuando este es el caso, la liposucción puede eliminar con éxito el exceso de grasa para brindar un mejor equilibrio y simetría al cuerpo.

La lipoescultura de las nalgas es uno de los procedimientos quirúrgicos cosméticos más populares que se realizan en todo el mundo. La lipoescultura se usa para remodelar el cuerpo y eliminar los depósitos de grasa localizados.

La liposucción no es una técnica de pérdida de peso, y no es una cura para la obesidad general. Sin embargo, es una gran manera de deshacerse de esas protuberancias de las que parece que no puede deshacerse de ninguna otra manera.

Un cuerpo inferior recién recortado puede proporcionar un levantamiento psicológico y un incentivo adicional para hacer ejercicio regularmente para mantener la forma física. Muchos pacientes incluso encuentran la actividad física más placentera después de perder grasa extra, y también encuentran que la ropa les sirve mejor.

Después de la cirugía, algunos pacientes experimentan hoyuelos, bultos, entumecimiento, cicatrices, decoloración o flacidez en el área tratada. Es posible que se necesite una cirugía de seguimiento para corregir estos problemas.

Se basa en la modificación tridimensional permanente de la anatomía, mediante el relleno con el propio tejido adiposo del paciente, previamente purificado (centrifugado siguiendo el sistema Coleman).

Se extrae tejido adiposo de alguna zona donde exista un excedente (por ejemplo de la cintura) y tras tratarlo se reinserta en las nalgas. Con este sistema se aumenta el tamaño del glúteo y se reafirma. Igualmente se utiliza para tratar depresiones en el contorno del glúteo o para rellenar zonas hundidas o atrofiadas. Combinada con la liposucción, permite realmente esculpir dicho contorno.

Si no tienes problemas médicos, el procedimiento puede realizarse de forma ambulatoria, ya sea en el consultorio de tu médico o en una clínica para pacientes ambulatorios. Se puede realizar bajo anestesia local con sedación ligera, anestesia local y sedación profunda, o anestesia general. Mientras más se espere que el procedimiento tome, es más probable que se recomiende la anestesia general. Se te puede permitir regresar a tu hogar unas horas después de la cirugía y pasar la noche en la comodidad de tu hogar. Si tienes otros problemas médicos, procedimientos concurrentes o un procedimiento más prolongado bajo anestesia general, puede ser necesario pasar la noche en el hospital para que tu proceso de recuperación pueda ser supervisado por un personal médico.

La mayoría de los hematomas y la hinchazón deben desaparecer en tres semanas. Para acelerar el proceso de curación y reducir la probabilidad de complicaciones postoperatorias, tu cirujano probablemente te dirá que comiences la actividad ligera tan pronto como sea posible. Deberías poder regresar al trabajo en pocos días si tu trabajo es bastante sedentario. Debes evitar actividades extenuantes durante varias semanas a medida que tu cuerpo se recupera, pero dentro de las 6 semanas debes poder reanudar todas las actividades normales.

Las células grasas se eliminan permanentemente mediante la liposucción, por lo que no volverás a ganar peso en esa área. Sin embargo, es importante tener en cuenta que la liposucción de glúteos no garantiza que no aumentes de peso ni acumules depósitos de grasa en otras partes del cuerpo, incluidas las áreas adyacentes.

Aunque la liposucción es el procedimiento de cirugía plástica cosmética más comúnmente realizado, y la mayoría de estas operaciones son exitosas, existen riesgos y limitaciones para el procedimiento, como con cualquier cirugía.

La Lipoestructura ® en la región glútea se suele realizar con anestesia peridural y no existen cicatrices perceptibles al ser muy pequeñas. El tiempo operatorio depende de las regiones a tratar. En el postoperatorio aparece un edema o hinchazón en la zona tratada que desaparece progresivamente, aunque puede durar una o dos semanas. La inmovilidad postoperatoria de las zonas tratadas durante unos días permitirá que la grasa injertada se revascularize en su nueva ubicación, por lo estará contraindicado el masaje ya que el tejido graso implantado necesita inmovilidad para poder revascularizarse y permanecer en su nueva ubicación. Hay que contar con dos días de descanso en decúbito lateral (de lado) y una faja de compresión durante un mes.

El Doctor Gabriel Sesma Ustáriz cuenta con más de 20 años de trayectoria como cirujano estético. Especializado en Microcirugía y Cirugía Estética reparadora basa su filosofía de trabajo en concebir a los pacientes como personas y no casos clínicos. Es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética y, junto con su alto equipo de profesionales, atiende a sus pacientes con el máximo rigor profesional en sus consultas de Barcelona, Zaragoza y Tarragona.