Balón Intragástrico

Inicio > Balón Intragastrico

Balón Intragastrico

El Balón intragástrico, es un balón blando de silicona que se coloca endoscópicamente en el estómago, se llena con solución salina y se retira a los seis meses.

El balón intragástrico es un método no quirúrgico sencillo que no requiere tratamiento farmacológico prolongado, concebido para los/las pacientes con sobrepeso y que no quieran someterse a una intervención quirúrgica o que No cumplan los requisitos para esta, proporcionando la ayuda adicional necesaria a los/las pacientes para adaptarse a un estilo de vida más saludable.

El Balón intragástrico, es un balón blando de silicona que se coloca endoscópicamente en el estómago, se llena con solución salina y se retira a los seis meses. Es una técnica sencilla que tanto la colocación como la retirada se realiza con una pequeña sedaciónc como anestesia y en carácter ambulatorio.

Información Importante

¿Cuánto peso se puede perder?

20kg. Aproximadamente

¿Cuanto tiempo se lleva?

6 meses

¿Cuanto dura el Proceso?

Aproximadamente 45 minutos

¿Requiere anestesia?

Una pequeña sedación

¿ Debo ingresar en CLINICA?

No, es un tratamiento ambulatorio

Un balón intragástrico es un tipo de procedimiento de pérdida de peso más nuevo. Un globo de silicona lleno de solución salina se coloca en tu estómago, lo que te ayuda a perder peso al limitar la cantidad que puedes comer. También te hace sentir más lleno más rápido.

Este procedimiento es una opción si tienes sobrepeso u obesidad, y la dieta y el ejercicio no te han funcionado.

Al igual que otros procedimientos para perder peso, un balón intragástrico requiere compromiso con un estilo de vida más saludable. Debes realizar cambios saludables permanentes en tu dieta y hacer ejercicio regularmente para ayudar a asegurar el éxito a largo plazo del procedimiento de balón intragástrico.

Está concebido para rellenar parcialmente el estómago y producir la sensación de saciedad duradera.

Al experimentar esta sensación de saciedad mas rápidamente después de una pequeña comida, los /las pacientes tienen menos dificultades en cambiar sus hábitos alimentarios y se muestran mas dispuestos a adoptar un estilo de vida nuevo y mas saludable durante los seis meses que el balón se encuentra colocado.

Este tratamiento está indicado para pacientes con sobrepeso o moderadamente obesos, ( no obesidad mórbida), con un índice de masa corporal de 27 o más y que no hayan conseguido perder peso o no hayan logrado mantener la pérdida de peso alcanzada solo con un tratamiento dietético. Existen estudios que demuestran que los pacientes que se han sometido al procedimiento del balón intragástrico presentan mas posibilidades de mantener la pérdida de peso durante mas tiempo que los pacientes que solo siguen una dieta.

El procedimiento de balón intragástrico se realiza en la unidad de endoscopia como un procedimiento ambulatorio. Te sedarán para el procedimiento.

 

Durante el procedimiento, el médico avanza un tubo delgado (catéter) cargado con el globo intragástrico por la garganta hacia el estómago. Luego, el médico introduce un endoscopio, un tubo flexible con una cámara, que baja por la garganta hacia el estómago. La pequeña cámara le permite a su médico ver el balón a medida que lo llena de solución salina.

 

El procedimiento dura aproximadamente media hora. Normalmente, puede irse a casa varias horas después del procedimiento.

 

Si va a colocar un balón intragástrico en su estómago, su equipo de atención médica le dará instrucciones específicas sobre cómo prepararse para su procedimiento. Es posible que necesite hacerse varias pruebas de laboratorio y exámenes antes de su procedimiento.

 

Es posible que deba restringir lo que come y bebe, así como los medicamentos que toma, en el tiempo previo al procedimiento. También se le puede solicitar que inicie un programa de actividad física.

 

Dependiendo de cada paciente el peso a perder durante los seis meses es una media aproximada de 20 kg.

 

Riesgos

 

El dolor y las náuseas afectan aproximadamente a un tercio de las personas poco después de la inserción de un balón intragástrico. Sin embargo, estos síntomas generalmente solo duran unos pocos días después de la colocación del balón. Y pueden ser tratados con medicamentos orales.

 

Los riesgos graves después de la colocación y extracción del balón intragástrico son poco frecuentes. Es posible que el globo se desinfle. Si el balón se desinfla, también existe el riesgo de que se mueva a través del sistema digestivo. Esto puede causar un bloqueo que puede requerir un procedimiento adicional.

 

Otros posibles riesgos incluyen úlceras o un agujero (perforación) en el estómago, que puede requerir cirugía para repararlo.

 

Las complicaciones de poca importancia son esofagitis por reflujo y éstasis gástrica sintomática transitoria.

 

Las contraindicaciones son: Pacientes sometidos previamente a alguna intervención quirúrgica gastrointestinal. Pacientes que han tenido trastornos psiquiátricos, que no colaboran, alcohólicos y toxicómanos.

 

Pacientes con patologías como hernia de hiato grande, y con enfermedades inflamatorias del tubo gastrointestinal.

 

Un balón intragástrico puede hacer que se sienta más lleno más rápido de lo normal, lo que a menudo significa que comerá menos. Una razón por la que puede ser que el balón intragástrico reduzca la velocidad del tiempo necesario para vaciar el estómago. Otra razón puede ser que el globo parece cambiar los niveles de hormonas que controlan el apetito.

 

La cantidad de peso que pierde también depende de cuánto puede cambiar sus hábitos de estilo de vida.

 

La pérdida de alrededor del 10 al 15 por ciento del peso corporal es típica durante los seis meses posteriores a la colocación del balón intragástrico. En un ensayo clínico aleatorizado con 255 adultos con un IMC entre 30 y 40, las personas que recibieron el procedimiento de balón intragástrico junto con la terapia conductual perdieron el 29 por ciento de su exceso de peso, en comparación con el 14 por ciento en un grupo que recibió solo terapia conductual.

 

Al igual que con otros procedimientos y cirugías que conducen a la pérdida de peso significativa, el balón intragástrico puede ayudar a mejorar o resolver las condiciones a menudo relacionadas con el sobrepeso.

 

Es posible no perder peso significativo o recuperar peso después de cualquier tipo de procedimiento o cirugía de pérdida de peso, incluso si el procedimiento funciona correctamente. Este aumento de peso puede ocurrir si no sigue los cambios de estilo de vida recomendados. Los cambios saludables permanentes en tu dieta, junto con la actividad física regular y el ejercicio, son necesarios para evitar recuperar el peso.

El Doctor Gabriel Sesma Ustáriz cuenta con más de 20 años de trayectoria como cirujano estético. Especializado en Microcirugía y Cirugía Estética reparadora basa su filosofía de trabajo en concebir a los pacientes como personas y no casos clínicos. Es miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica y Estética y, junto con su alto equipo de profesionales, atiende a sus pacientes con el máximo rigor profesional en sus consultas de Barcelona, Zaragoza y Tarragona.